‘Ori and the Blind Forest Definitive Edition’: un bosque entero dentro de tu Switch

20 enero, 2021Ricardo Martínez Cantudo

¿Quién, a estas alturas, no conoce Ori and the Blind Forest? El mítico metroidvania de Xbox Game Studios provocó durante años suspiros entre todos aquellos jugadores que no poseían una Xbox y que deseaban ponerse a los mandos de su adorable protagonista. Así fue hasta que, en un sorprendente movimiento sin precedentes, Microsoft anunció que el título de la desarrolladora Moon dejaría de ser exclusivo de su parque de consolas para llegar nada menos que a Nintendo Switch, en su versión «Definitive» con un buen puñado de características adicionales tales como nuevos niveles, modos de dificultad y movimientos para el pequeño Ori. Una plataforma que debido a su versatilidad le va como anillo al dedo, y que gracias al fantástico trabajo de la gente de Meridiem Games ha recibido recientemente una versión en formato físico, tanto de esta primera parte como de su estupenda continuación, Ori and the Will of the Wisps.

Todos aquellos que aún no conozcan las bondades de la primera de las aventuras de Ori se sorprenderán con un metroidvania de fuerte componente plataformero y preciosista factura artística. El protagonista de la aventura es Ori, una adorable criatura que bien podría ser el fruto de una noche loca entre un mono y un zorro, y que encarna al jugador recorriendo a lo largo y ancho (literalmente) el sinuoso bosque de Nibel en la clásica y socorrida historia de la lucha entre la luz y la oscuridad. Con estos mimbres, Moon Studios regala al mundo una bellísima aventura de saltos y exploración, exigente en su justa medida para tener al jugador encandilado durante la decena de horas que se tarda en recorrer este maravilloso bosque. Teniendo en cuenta la edición original de esta obra lleva publicada más de cinco años, no voy a detenerme en detallar aspectos propios de la historia o la jugabilidad, sino en cómo funciona esta experiencia en una videoconsola como Nintendo Switch.

El trabajo que Moon Studios ha realizado con este port para la videoconsola híbrida de Nintendo es, desde luego, digno de elogio. El juego luce más precioso que nunca en Switch, alcanzando los 720p en el modo portátil y 1080p en modo sobremesa, y moviéndose a 60 FPS gracias a las mejoras realizadas por el estudio ya implementadas en la secuela del juego, Ori and the Will of the Wisps. Como resultado, el jugador se encontrará con un bellísimo mundo que recorrer, a caballo entre el cine de Ghibli y el de Pixar, con una paleta de colores fríos que sientan de maravilla a Switch, especialmente en su pantallita. La fluidez con la que Ori se desplaza por los distintos escenarios y lleva a cabo sus muchos movimientos resulta hipnótica y adictiva a partes iguales, e incentiva la constante exploración y busca de nuevos recovecos escondidos por todo el bosque. Como no podía ser de otra manera, el subtítulo «Definitive Edition» viene de perlas a esta edición para Nintendo Switch: la cantidad de contenido extra disponible, el esplendor técnico que luce el juego y la posibilidad, inédita hasta la fecha, de seguir jugando con Ori en cualquier parte, hacen de este port la mejor versión disponible hasta la fecha.

Como es natural, disfrutar de este título en Switch tiene también sus inconvenientes, principalmente derivados de los controles propios de la consola de Nintendo. Y es que todo aquel que se haya enfrentado a videojuegos de cierta intensidad haciendo uso de los Joy-con sabrá que, si bien estos mandos resultan deliciosos para según qué partidas, pueden ser un auténtico infierno en títulos como Dragon Ball FighterZ, Cuphead o precisamente este Ori and the Blind Forest. Siempre existen alternativas como el mando Pro de Switch para jugar en sobremesa, o los gloriosos Split Pad Pro de Hori para el modo portátil, pero es cierto que, en este aspecto, Switch no consigue estar a la altura de un mando de tanta calidad como el propio de Xbox.

En cualquier caso, se trata de un problema puntual, que desde luego no afectará al 100% de los jugadores y que por supuesto no empaña el delicioso trabajo llevado a cabo por Xbox Game Studios y Moon a la hora de llevar un título tan querido como Ori and the Blind Forest a Nintendo Switch. Sin duda, una oportunidad única para disfrutar de esta magnífica aventura de acción y exploración destinada a todos aquellos que aún no la conozcan y, por qué no, una excusa más que sólida para volver a recorrer el misterioso e inolvidable bosque de Nibel.

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior Siguiente artículo