Spyro Reignited Trilogy: Hic sunt dracones

18 septiembre, 2019Ricardo Martínez Cantudo

Echando la vista atrás, parece mentira que hayan pasado más de veinte años desde que el primer Spyro The Dragon se puso a la venta. Un título que si bien a ojos del jugador de la época se antojaba maravilloso en lo visual, ha sufrido el paso del tiempo especialmente, tal y como le ocurre a gran parte del catálogo de la primera PlayStation de Sony. Y es que los primeros polígonos, aunque revolucionarios y en su momento espectaculares, resultan ahora casi dolorosos a la vista, lo que lógicamente imposibilita volver a paladear aquellos clásicos que nos tuvieron pegados a nuestras teles de tubo unos cuantos años atrás. Es por ello que solo podemos agradecer trabajos de la talla de Crash Bandicoot N’Sane Trilogy o este Spyro Reignited Trilogy, que posibilitan al jugador nostálgico disfrutar de aquellos juegos con los que se crió y de los que guarda un dulce recuerdo sin toparse con el inexorable paso del tiempo y su correspondiente retrorrotura.

Toys For Bob ha realizado un trabajo de altos vuelos con Spyro Reignited Trilogy. El estudio norteamericano ha rendido un sincero tributo a la obra original de Insomniac Games que el mundo conoció en 1998, remozando el sufrido apartado visual y toqueteando el control lo justo para llevar la esencia original de la trilogía al jugador del siglo XXI. Spyro Reignited Trilogy reúne, ejem, pues eso; la trilogía protagonizada por Spyro que llegó a PSX entre los años 1998 y 2000. Tres títulos muy similares en su concepto y mecánicas, las cuales evolucionaron muy tímidamente a lo largo de la colección: si en un principio el dragoncito Spyro podía saltar, embestir y dar uso a su aliento ígneo, a lo largo de sucesivas entregas aprendió a nadar, bucear e incluso trepar muros. Aunque hoy en día, en plena era de los juegos mastodónticos con abrumadores árboles de habilidades, pueda parecer un abanico de movimientos algo limitado, resultan más que suficientes para disfrutar de tres estupendos plataformas en 3D que bebían del concepto con el que el maravilloso Super Mario 64 sorprendió al mundo del videojuego en los 90.

Es por esto que Spyro Reignited Trilogy resulta un producto de lo más apetecible para los nostálgicos, pero también para aquellos que no se pusieron en la piel del dragón en el momento de su lanzamiento original. Quien se acerque al remake obra de Toys for Bob se encontrará con una estupenda colección de plataformas 3D en las que la exploración y la recolección de objetos se alterna con enemigos y los que abatir y algunos bosses a los que derrotar. Por lo general, la dificultad de los tres juegos es bastante discreta: cualquier jugador podrá superarlos sin apenas escollos en el camino.

Conseguir todos los objetos coleccionables y secretos es harina de otro costal, un plus que hará las delicias de los jugadores más completistas y que añade un puñado de horas a la duración total de la trilogía. Como comentaba anteriormente, Spyro Reignited Trilogy es, en lo artístico, una auténtica delicia. El trabajo de reimaginación y adaptación llevado a cabo por Toys For Bob es digno de elogio, convirtiendo los entornos low-poly y los dientes de sierra en toda una película de animación interactiva. El cuidado en los detalles visuales es tal que el jugador disfrutará de la trilogía al completo casi como si fuese un solo título. Muy similar es el caso del apartado sonoro: los tres juegos llegan doblados al castellano, y la banda sonora llega en dos opciones, original o remezclada, todo un detalle que encandilará a los seguidores más fieles de las aventuras del dragón morado de la primera PlayStation.

Donde más problemas presenta Spyro Reignited Trilogy es en algunos de sus detalles técnicos. En la versión de Switch, que es la que he podido disfrutar de cara a la elaboración de esta crítica, el juego funciona incluso más fluido que en las ediciones de PS4 y Xbox One aparecidas el pasado año. Los tres juegos lucen muy bien tanto en el modo Portátil como Televisión. Sin embargo, el problema viene en los tiempos de carga, muy, pero que muy elevados, algo que resta mucho dinamismo a las aventuras al cortar el ritmo de exploración cuando se viaja de un escenario a otro.

En cualquier caso, esto no empaña la fantástica experiencia que supone jugar a Spyro Reignited Trilogy. Un remake trabajado desde el cariño, que trae de vuelta un género olvidado y que muchos añoramos: los plataformas 3D con personajes cartoon. Una oportunidad de oro para que todos aquellos que no lo disfrutaron en su plataforma original puedan pasar un rato estupendo y relajado gracias a tres títulos que no pasarán a la historia por su reto, pero que, desde luego, aportará horas y horas de diversión desenfadada y buen rollo plataformero.

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior Siguiente artículo