StrikerDC: El mando que lleva a Dreamcast al siglo XXI

27 noviembre, 2020Ricardo Martínez Cantudo

Ah… menuda época dorada estamos viviendo los amantes de los videojuegos retro. A los muchos e interesantes inventos relacionados con el microordenador Raspberry PI se suman las consolas portátiles destinadas a emulación, las reediciones limitadas de míticos títulos clásicos y los muchos videojuegos independientes que buscan el calor de los aficionados al gaming vintage. Todo esto sin olvidarme, claro está, de la fiebre de las consolas «mini», esas cucadas con cable HDMI que todos exponemos con orgullo en nuestra colección… aunque hayamos jugado con ellas más bien poco.

Sin embargo, resulta algo más atípico, incluso en los tiempos que vivimos, encontrarnos con productos que directamente sean compatibles con esas máquinas que descansan desde hace años en el fondo del armario tras una vida dedicada a hacer disfrutar al jugador. A este respecto, la compañía china 8Bitdo lleva un tiempo realizando una excelente labor al respecto, trayendo mandos bluetooth compatibles con máquinas como Super Nintendo o Megadrive. Sin embargo, ha sido la gente de la compañía norteamericana Retrofighters los que han decidido darle una segunda vida a la mítica videoconsola Dreamcast, el canto de cisne de Sega en la producción de hardware, gracias a uno de sus últimos y más interesantes productos: el mando StrikerDC. Un controlador que pretende llegar donde el estrambótico mando oficial de Dreamcast no pudo llegar en términos de usabilidad y ergonomía.

Reinventando el concepto de Dreamcast

Lanzar al mercado un nuevo mando para Dreamcast es una acción digna de elogio por parte de Retrofighters. La última consola de Sega contó con tantos detractores como seguidores, esto últimos alabando todas aquellas características que hicieron de la máquina un hardware único. Sin embargo, hasta los más acérrimos fans de Dreamcast reconocen las carencias de su mando oficial, con un diseño tan mítico y recordado como excesivo y, por momentos, absurdo… lo más parecido al coche de Homer Simpson llevado al diseño de mandos de videoconsola.

Teniendo en cuenta esto, el reto era doble para Retrofighters: por un lado, satisfacer a los poseedores más románticos de Dreamcast, que no sabrán renunciar a los elementos más icónicos de su mando, como el soporte para la tarjeta de memoria VMU u otros periféricos del sistema. Por otro, solventar los incontestables fallos de diseño del mando y recolocar todos sus elementos para que el conjunte gane sustancialmente en ergonomía. El resultado, os adelanto, ha sido más que satisfactorio.

Unboxing: un mando de lujo

La presentación del StrikerDC de Retrofighters hará las delicias de los coleccionistas más exigentes: el mando viene convenientemente protegido en una bonita caja de material rígido, cubierto por una capa de papel. Además del mando, la buena gente de Retrofighters incluye un pequeño manual de instrucciones a todo color (¿cuánto tiempo hace que no veis uno?), así como un set de pegatinas y un llavero a modo de detalle.

Una vez se saca el mando de la caja y se contempla en todo su esplendor resulta evidente el gran trabajo de rediseño llevado a cabo por Retrofighters, no solo arreglando aquello que Sega hizo más bien regular, sino añadiendo una serie de mejoras que hacen de StrikerDC un producto redondo. Para empezar, se ha modificado el tamaño y las curvas del mando, por lo que ahora resulta más cómodo de sostener y mucho más agradable a la hora de movernos entre los distintos botones del mismo. Por supuesto, se han implementado sustanciales cambios en el stick, la cruceta y los botones. En el caso del primero, se ha optado por una sujeción cóncava en lugar de convexa con la consiguiente mejora ergonómica. En cuanto a la cruceta, se ha optado por una de mayor tamaño que la original, y con un diseño curvado hacia el interior, lo que resulta en un tacto realmente cómodo. Por su parte, los cuatro botones de control se encuentran ahora menos separados, y la ventana para la pantalla de la VMU se ha mejorado para mostrar la imagen con mayor claridad.

Siguiendo en la línea de estas mejoras, Retrofighters ha acertado de pleno incorporando dobles gatillos L y R: los posteriores digitales, perfectos para, por ejemplo, los títulos de lucha; los traseros, analógicos, por lo que resultan ideales para títulos de disparos o conducción. Una brillante idea que cubre las distintas necesidades del jugador a este respecto.

Otro de los grandes problemas que presentaba el mando oficial de Dreamcast era su cable de conexión: al salir de la parte inferior del mismo, resultaba un engorro colocarse mínimamente alejado de la consola. Retrofighters ha solucionado este inconveniente situando, por fin, la conexión con el cable en la parte superior. Además este cuenta con una longitud de tres metros, por lo que sentarte en el sofá a disfrutar de Dreamcast no será un problema nunca más. Por si todo esto fuera poco, StrikerDC incluye un nuevo botón Turbo, por lo que esta función se añade a las muchas posibilidades del nuevo mando.

Calidad a la altura de las expectativas

Tras una intensa sesión de juego probando todas las posibilidades de StrikerDC, tengo que decir que nos encontramos ante un producto que hará las delicias de cualquier amante de la última maravilla de Sega. La disposición de los botones de control, las novedades del stick y la cruceta así como sus estupendos gatillos dobles brindan una nueva vida al memorable y eterno catálogo de Dreamcast: títulos como Crazy Taxi o Virtua Tennis, y mitos de la lucha 2D como Marvel VS Capcom 2 o Street Fighter III llegan a un nuevo nivel con esta cruceta y estos botones L y R. Además, los tres metros de cable son una auténtica gozada para todos aquellos que tenemos colocada la consola lejos del sofá.

Materiales Premium y un diseño a la altura de las expectativas hacen de StrikerDC el mando definitivo para disfrutar de Dreamcast en pleno año 2020. Como no podía ser de otra manera, el mando es 100% compatible con todos los periféricos que se acoplaban en los slots para VMU, como el pack de vibración y el micrófono oficial de la consola… ¡No dejes de disfrutar de Seaman por haber cambiado de mando!

StrikerDC se encuentra a la venta en España a través de Retrocables, su distribuidor oficial, a un precio de 49.95 €. El mando llega, además de en el color blanco y gris de la propia Dreamcast, en unos preciosos negro y rojo, verde y azul translúcidos. Te va a costar mucho decidirte por solo uno.

Sin duda, una compra segura para todos aquellos orgullosos poseedores de Dreamcast que, de una vez por todas, quieran disfrutar de su consola durante largas sesiones de juego sin sacrificar por ello la salud de sus manos. Un producto premium que recoge los errores cometidos por Sega en el pasado y los solventa con creces.

¿Te vas a hacer con él? No dejes de comentarnos qué te ha parecido… ¡Larga vida a Dreamcast!

 

*Unidad de análisis cedida por Retrocables.es, distribuidor oficial de Retrofighters en España.*

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior Siguiente artículo