De 4 a 6 puntos

Después de tanto tiempo que si sí, que si no… Radiopatio, en primicia, nos informa que el gran día ha llegado.

Te casas y, aunque no quieras escatimar en gastos —teniendo en cuenta lo que dan una portería y un pluriempleo— aquí van unos truquiconsejos para ahorrar un poco: de bebida, un poco de chinchón, barato y pega colocón; para la grabación de la boda cuenta con el presidente de tu comunidad y que se encargue de grabar las caras, Juan, las caras; para la música, no hay nada mejor que un cura cantante: pídele a Padre Miguel que toque algunos de sus temazos (Hoy no me puedo confesar es un triunfo asegurado); finalmente, y sobre todo, no te olvides de invitar a los vecinos, total van a venir igual.

Ahora, ¡un poquito de por favor! que ya comienza la ceremonia.