‘Villanueva’: Terror rural en viñetas

26 abril, 2022Francisco Rubio

Villanueva, de Javi de Castro, editado por Astiberri, llega para llenar ese hueco de cómic de terror que los lectores que amamos el género venimos necesitando. Un hueco especialmente notable en el mundo de la viñeta, donde el terror tiene tal versatilidad, tal panteón de nombres interesantes, pero donde últimamente me cuesta destacar una figura brillante. Por suerte, voy a destacar este Villanueva.
Sinopsis oficial de la editorial:

Miguel y Ana son jóvenes, tienen deudas y esperan un bebé. Un pequeño pueblo que ofrece alojamientos gratuitos parece su salvación. El folclore leonés y el terror se cruzan en esta historia de supervivencia ambientada en la España vaciada. Villanueva ─el topónimo más común de España, con 132 localidades homónimas─ es el idílico marco en el que se desarrolla esta historia de terror rural sobre las relaciones tóxicas y la importancia de la amistad.

Y es que menuda casualidad haber visto la serie Feria: La luz más oscura ─Carlos Montero, Agustín Martínez, Netflix, 2022─ y después haber leído Villanueva. Las raíces de un terror que toma como escenario el mundo rural no son nuevas: lo podemos encontrar en obras tan notables del cine como La matanza de Texas ─Tobe Hooper, 1974─, ¿Quién puede matar a un niño? ─Santiago Tabernero, 1974─ o The Wicker Man ─Robin Hardy 1974─; pero cuyas raíces en la palabra impresa son muy anteriores. Villanueva toma lo mejor del mundo del cine y del mundo del cómic y lo aplica en una obra que toma los clichés del mundo rural, de la España vaciada en este caso, como punta de lanza para ofrecer una historia genuinamente terrorífica y llena de matices. Nos encontramos así con una obra dividida en secciones o capítulos que se distinguen entre sí por la introducción de espectaculares dobles páginas; por un uso del color que juega con los azules y negros para dar un aspecto de película en blanco y negro. El uso que hace su autor del diálogo es conciso, comedido y sabiamente escueto: las palabras apoyan la imagen, pero la fuerza narrativa se encuentra en la viñeta. Sus composiciones son clásicas, pero explotan en caos cuando la historia nos va revelando que sucede en la localidad.

Y es que Javi de Castro, autor de otras obras como Sandía para cenar, Larson: El hombre con más suerte del mundo, y premio Autor Revelación del Salón del Cómic de Barcelona en 2016, parece conocer y amante del género. El terror de Villanueva es sutil, pero efectivo; hace gala de conocer las imágenes y los códigos para inquieta al lector, usando la elipsis con singularidad y no se corta a la hora de introducir planos que directamente homenajean a grandes cintas de horror. Sus personajes sufren de la desorientación, incomunicación y aislamiento propios de este género y su resolución ofrece igualmente una salida por la puerta trasera a una historia llena de callejones sin salida.

En conjunto, Villanueva es una buena lectura, sobre todo para aquellos que disfrutan del horror, si bien es cierto que se le notan mucho las referencias de que bebe. Con todo, encontrarse con una historia de terror rural en España ─que resulta más terrorífica de lo que lo hace la serie mencionada, Feria: La luz más oscura─ es refrescante. Javi de Castro nos brinda la oportunidad de dejarnos llevar por un cómic bien construido, con un guion a la altura y un dibujo que se desentiende de la obsesión por el detalle para ofrecer una mirada mágica y sin complejos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo anterior